No solo de Pan vive el hombre

photo-574112.jpeg

Ok, finalmente nuestra amiga ¨Andrea¨ nos prestó la dieta que acaba de terminar,  dice que bajó 5 kilos de grasa ¡tengo que hacerla!  Nos matamos siguiendo la dieta, prometimos que no íbamos a comer dulces por ese mes, ni a comer fuera para no ¨pecar¨, pero tenemos el almuerzo mensual de los cumpleañeros del mes de la oficina, ¿Qué vamos  a comer?  Nos sentimos ansiosos, nos vamos por el surtido de bocas, al rato todos empiezan a pedir postre, y esas ganas por pedir tres leches no nos deja en paz, lo ordenamos…  fue hermoso, nos supo a ¡GLORIA! De por sí, me he portado bien toda la semana (nos decimos a nosotros mismos mientras nos damos una palmada en la espalda)

Llega la noche, no dormimos bien porque nos sentimos culpables, decepcionados y tras de eso súper inflamados porque comimos en exceso, amanecemos súper cansados y trasnochados… para pasar todo el día comiendo dulces y comiendo todo excepto nada de lo saludable que teníamos planeado, porque nos dimos cuenta que: ¨Yo no puedo ser una esclava como Andrea, esto no es para mí, yo no tengo disciplina¨  se cierra el telón, fin de la Historia… ¡que levante la mano al que le ha pasado! (tengo las dos manos levantadas en este momento jaja).

¿Por qué nos hacemos esto a nosotros mismos? ¿Por qué nos sometemos a esas pruebas? que luego se convierten en un gran fracaso con una alta dosis de ¨goma moral¨ y con una oración que se queda tatuada en nuestra mente, la cual es: Yo no puedo.

Esta situación me ha pasado en infinidad de ocasiones, en donde según yo, estoy llevando mi cuerpo a un estado súper saludable, pero mi mente y mi corazón no lo iban acompañando, he aquí la raíz del problema, cualquier decisión que nosotros queramos tomar, debe de ir alineada a nuestros pensamientos y sentimientos.

Aquí es donde trabajar en la  Nutrición Primaria es clave, si queremos alcanzar nuestro peso ideal, si queremos bajar unos kilitos, si deseamos dejar de criticar nuestro físico tenemos que empezar a trabajar no solo en lo que comemos, si no en muchas áreas de nuestra vida, pero Sharon, ¿cuáles áreas? 

Relaciones: ¿Le ha comunicado usted a su pareja, seres queridos, amigos, su deseo de mejorar en el tema de la salud?  Si lo ha hecho y no lo apoyan, ¿por qué será?  Ahora, ¿son nuestras relaciones positivas?  Sabemos que no pueden ser perfectas, sin embargo tener relaciones personales que nos edifiquen, que nos inspiren hace una gran diferencia en nuestro día a día, y esto nos ayudará a tener una mejor actitud hacia nuestras metas y deseos.

 La relación que tengamos con las personas más cercanas a nuestra rutina es fundamental para nosotros poder estar tranquilos, en paz, y en un ambiente de confianza. 

Actividad Física: Hemos leído muchos artículos, hemos escuchado varios videos de la importancia de movernos, pero ¿realmente hemos descubierto los beneficios por nosotros mismos?  La actividad física va de la mano con cualquier objetivo relacionado con el peso, sin embargo, ¡nos puede dar mucho más! ¡Puede ser un espacio tan personal! En donde se encuentra con usted mismo, deja todo el estrés y finaliza con una de las mejores sensaciones: esa dosis de endorfinas maravillosa,  el sentirnos súper satisfechos e imparables, y además ¡moviéndonos hacia nuestra meta!

Carrera Profesional: La Famosa frase que dice algo: ¨Haz lo que te apasiona y nunca tendrás que trabajar el resto de tu vida¨ bueno, suena muy lindo, pero a veces no es tan realista, no todas las personas están trabajando en lo que les apasiona o tienen un negocio propio, y esto nos trae frustración, nos hace sentir que  estamos pagando las cuentas y ganando dinero únicamente para sobrevivir, ¿sabías que esta situación tiene un gran impacto en nuestra alimentación?  El no estar feliz con la carrera o trabajo que escogimos tiene un impacto en nuestra digestión, en nuestro dormir, por ende, nuestro estado anímico.

Práctica Espiritual: Ojo no estoy diciendo Religión, estoy hablando de un hábito personal e íntimo en el cual usted se sienta cómodo y seguro, sin importar cuál sea, un espacio en el que usted y en lo que usted crea se fusionen para ayudarlo a enfrentar situaciones difíciles.

Nuestro día a día se compone de muchos factores, de situaciones, de influencias de personas positivas y otras negativas, y a veces fuera de nuestro control, y aunque no podemos detenerlas, si podemos modificar cómo queremos reaccionar a ellas y hasta donde queremos que nos afecten. Por ende balance y éxito en nuestra Nutrición Primaria, es un tiquete garantizado al éxito en nuestra Nutrición Secundaria (alimentos) ayudándonos a tener una mejor calidad de vida y alcanzar la mejor versión de nosotros mismos, ¿ te atreves a probar? Te lo garantizo, es una INVERSION de la cual no te vas a arrepentir.

pexels-photo-775031.jpeg

Sharon Chinchilla

Sharon Chinchilla es una Health Coach basada en Costa Rica. Sharon es graduada de una de las más prestigiosas academias de health coaching del mundo.