Soy muy ansioso (a) ¡AYUDA!

¿Cuántas veces esta es nuestra carta de presentación?  Cuando estamos hablando con un grupo de amigos, o a veces nos lo recordamos cuando estamos solos frente al televisor terminando de ver una serie y comiéndonos una bolsa grande de chips  YO SI SOY ANSIOSO (a)  ¿por qué me comí toda esta bolsa?  Y viene LA CULPA, la goma moral y el dolor

Con este tema hay mucha tela que cortar, podemos tener MILES de razones por las cuales somos ansiosos, todas pueden ser diferentes,  parecidas a las de nuestros amigos y familiares, pueden ir cambiando con el tiempo, pueden haberse ido y regresar debido a un episodio doloroso en nuestra vida o por que algún evento lo activó y parece quedarse por un buen tiempo.

Esta ansiedad puede demostrarse de muchas maneras, desde comerse las uñas, comerse un pizza entera por sí solo, comprarse 4 pares de zapatos  (que no ocupaba) con la tarjeta de crédito hasta acumular cosas y objetos que no necesitamos. Somos humanos, por ende imperfectos, es normal que no sepamos cómo enfrentar una situación, cuantas veces no verbalizamos lo que nos está angustiando y recurrimos a alguna de estas prácticas, ¿qué tan seguido en lugar de pegarme una buena llorada con una persona de confianza decidimos mejor comer en exceso? Porque la comida no cuestiona, la comida nada mas está ahí, no me juzga ni señala, pero luego viene la inflamación, la colitis, y para ponerle la cereza al pastel, voy a pesarme y me doy cuenta que todos esos atracones están pasándome la factura.

Yo durante muchos años he tenido que enfrentar estas situaciones, en diferentes momentos de mi vida he tenido episodios en donde la ansiedad me controlaba, me hacía comer en exceso comida chatarra, dulces, comida procesada para luego sentirme como la peor persona en el mundo, por comer mal venía el acné, los dolores menstruales, la fatiga, el sobre peso y venían días de mucho auto sabotaje, baja autoestima. Nuestra vida es muy preciada y corta para que nosotros mismos seamos los responsables de hacerla dolorosa, llena de arrepentimientos y dolor.

Te voy a compartir lo que yo he hecho para poder dejar estos episodios atrás, no es fácil, pero si se puede controlar, si se pueden tener días diferentes:

·      Aceptarlo: Tenemos que hacer un alto en el camino, sentarnos unos minutos a solas en nuestro cuarto, o en algún espacio seguro, ponerlos la mano en nuestro corazón y decir: estoy sufriendo de ansiedad, si nosotros lo seguimos ignorando va a seguir controlándonos. Ahora este espacio no es para regañarnos, reclamarnos, esta aceptación viene acompañada de comprensión y compasión, si lloramos, gritamos, ¡está bien! Nos estamos desahogando y aceptando que tenemos algo en que trabajar.

·      La razón: En ese instante de aceptación van a venir muchos motivos por los cuales nos sentimos así, habrán algunos que podemos darle solución, hay otros que no, hay razones que son traumas o duelos pendientes que tenemos desde hace muchos años, en estos casos que son más delicados,  si te recomiendo que busques ayudar Psicológica, talvez algún conocido te pueda referir a alguien, hay muchos profesionales que está especializados en diferentes áreas, también muchas empresas tienen programas para sus empleados en donde les facilitan estos recursos, no tiene nada de malo buscar ayuda de esta índole, lo que debemos de resaltar aquí es que has tomado un excelente paso, que es mejorar tu vida.

·      Tomar acción:  Lo que permites prevalece, si no tomamos acción, vamos a seguir en ese círculo vicioso, te voy a compartir 3 de las prácticas que yo he hecho y me han funcionado:

1.     Meditar:  Meditar no es solo para guías espirituales, ni para las personas que hacen yoga, para meditar no necesitas pertenecer a una religión en específico, ni vestir de alguna forma determinada, Meditar es para TODOS, no necesitas nada más que un espacio seguro y tranquilo para ti, ¿el tiempo ? usted lo decide, te voy a recomendar la aplicación HEADSPACE ,  te da  10 meditaciones, para que hagas una por día, 10 minutos, puedes estar en tu trabajo, y cuando tengas tiempo de ¨break¨ buscar una zona verde, una sala de conferencias desocupada, o un espacio solo, ponerte tus audífonos, sentarte en el suelo o en una silla, y dejarte llevar. Este tipo de práctica te va a ayudar a tranquilizarte, a tomar unos minutos y respirar, soltar la tensión.

2.     Soltar:  Lo que sea que nos tenga angustiados, un examen, un entrevista de trabajo, una discusión con nuestra pareja, tenemos que dejarlo ir, obviamente cumplir con nuestra tarea, estudiar, prepararnos, comunicarnos de una manera asertiva, pero si ya el evento sucedió NO HAY NADA MAS QUE PODAMOS HACER, tenemos que dejarlo ir, ese momento ya pasó, y recrearlo en mi cabeza mientras estoy en la ducha y repasar una y otra vez lo que hubiese hecho mejor no nos va a traer el momento de vuelta, soltar …respirar profundamente 3 veces y dejarlo ir.

3.     Estar Presente: Si estamos ansiosos por algo que tenemos el fin de semana, no puedo permitirme estar en un estado de ansiedad desde el lunes, necesito poder vivir toda la semana para poder llegar al fin de semana, nuevamente, hago mi tarea, cumplo con mis responsabilidades, pero ya por haber terminado eso, no tengo una máquina especial para adelantarme a esa fecha, entonces, si estoy almorzando en mi trabajo con mis colegas, les pondré atención, si estoy con mi familia, disfrutaré el momento, si estoy manejando, pondré música y pensaré en las muchas cosas por las cuales estoy agradecido (a), me dedicaré a vivir el momento en el que estoy, y cuando regresen los pensamientos de angustia me diré a mí mismo este mantra:  ¨ Estoy disfrutando de este momento decido estar presente¨  y nos enfocamos en ese mismo instante, talvez te des la oportunidad de vivir y experimentar cosas nuevas, quien sabe de cuanto te estarás perdiendo por no estar presente.

Vivir con ansiedad no es fácil, no es bonito, es algo que le pasa a miles de personas en este mundo, es sentir que tienes un jardín hermoso frente a tus ojos, con las flores más exóticas y hermosas del mundo,  que llegue el jardinero y te diga que puedes escoger la  que quieras pero nunca te decidiste y pasaste toda la vida lamentándote por no haber escogido ninguna. La ansiedad deprime, te amarga, te priva de momentos hermosos, te roba la paz, pero  ¿sabes qué? Si se puede trabajar, se si puede salir adelante, si se puede tomar mejores decisiones, pero solo TU puedes tomarlas, solo TU puedes tomar control de tu vida y co-crear la que deseas.

 

Sharon Chinchilla

Sharon Chinchilla es una Health Coach basada en Costa Rica. Sharon es graduada de una de las más prestigiosas academias de health coaching del mundo.