Me TIME

“A menudo las personas dicen que aún no se han encontrado a sí mismas. Pero el sí mismo no es algo que uno encuentra, sino algo que uno crea”. – Thomas Szasz.

¿Estás de acuerdo con esta frase?  ¡Sharon Jamás! yo soy así y nunca voy a cambiar, yo nací así, la vida me hizo así y listo.

Sé que físicamente estamos expuestos constantemente a cambios, sin embargo ¿cada cuánto cambiamos nuestra forma de pensar? ¿Cada cuánto aprendemos algo nuevo?  ¿Qué tan seguido abrimos nuestra mente a alguna idea nueva?  Y la pregunta del año: ¿usted saca tiempo para usted mismo (a)?  Y ojo estar frente al televisor por 3 horas ¡no cuenta! Jaja  ¿por qué no cuenta?  Pues porque estamos en un estado de… ¡de nada! Yo me refiere a usted solito (a) sin hijos, sin pareja, sin la laptop del trabajo, SOLO con mi soledad como dice la canción.

Bueno, ese tiempo a solas, viene siendo a lo que se refiere el Señor Thomas, a crearnos a nosotros mismos, ahora el mercadeo nos vende que solo pagando un día de Spa nos vamos a relajar o que solo internándonos en un templo de monjes budistas vamos a poder encontrarnos a nosotros mismos… ¡MENTIRA! Esos momentos de ME TIME (tiempo mío)  están a nuestro alcance a cualquier hora del día, en cualquier parte de nuestro hogar o de nuestro entorno, listo para que lo desfrutemos, solo que para funcionar necesita de un pequeñito detalle  QUERER HACERLO y HACER TIEMPO.

Sé que creemos que el día ya está lo suficientemente lleno como hacer espacio para uno solo, tener un trabajo tiempo completo, llegar a cocinar, atender la familia, hacer tareas, trabajos extra clase, la mascota,  trabajos de la U, hacer oficio, sacar la basura, llamar a los abuelos, pasar a la farmacia……les juro que estoy agitada con solo pensarlo… ¡qué día!  Y qué bonito es cuando nos acostamos con ese cansancio y decir, por dicha terminé todo, o a veces tener que acostarnos con la mente a mil por hora organizando el siguiente día para que me dé tiempo de hacer lo que no hice hoy. Estas actividades de nuestra vida diaria son parte de ella, muchas las pedimos, otras vienen con el paquete, muchas las odiamos otras las amamos, pero ¿todas nos edifican? ¿Alguna de ellas nos aporta salud y amor propio?

Yo vengo a recomendarte que en tu día a día tomes el tiempo que puedas, para empezar pueden ser 10 minutos, 20 o por qué no una hora, o dependiendo de la actividad, no necesariamente tiene que ser diario, puede ser cada 3 días o semanal, pero que sea para TI MISMO, para que lo inviertas en algo que te apasiona, en algo que te inspira, en aquel proyecto que dejaste botado, en aquel libro que te regalaron el día de la madre pero no has tenido chance de leer, en armar legos porque te relaja, en tu jardín, en salir a trotar, LO QUE TU QUIERAS y te hace feliz, que te hace desconectar de las redes sociales para estar presente ahí, en calma, en paz, olvidando el ¨corre corre¨. Sería bueno que lo hable con sus seres queridos, para que ellos puedan respetar ese espacio, y talvez se animen y busquen ellos uno también.

Estos momentos, ahí estas cambiando, estas evolucionando, estas permitiéndote estar con vos mismo, estas relajándote, estas dejando ir, estas creciendo como persona.

No hay reglas, no hay parámetros, TU ELIGES, y cuando ese tiempo termine, al volver a tu rutina, a tus deberes y labores, vas a volver más fresco, energético, más tranquilo, satisfecho,  tú decides.

¿Te animas?

P.D: Te quiero compartir este artículo que lo leí hace varios años y que me encantó, se llama: ¨Lo que vale una hora al día¨ Por Oscar Schisgall. ¡Que lo disfrutes! J

 

pexels-photo-698158.jpeg

Sharon Chinchilla

Sharon Chinchilla es una Health Coach basada en Costa Rica. Sharon es graduada de una de las más prestigiosas academias de health coaching del mundo.