Fin de semana sin Control...

Greg Ilego y me dijo, le voy a regalar un Retiro de Yoga para su cumpleaños, por que a usted le encantan todas esas cosas, yo hasta que brinque de una pata como dicen jeje.

 

Llego el fin de semana, compré mi tiquete y me fui pa Jaco, hice una parada para almorzar en un lugar que me encanta y luego Uber para playa Hermosa en donde queda el lugar.

 

Cuando llegue, yo esperaba encontrarme un grupo de personas las cuales serian mis compañeras de retiro, mas un itinerario con muchas actividades, sin embargo, una de las muchachas de el Staff me dice, “solo sos vos, un canadiense y dos voluntarias que llegan ahorita”.   Y yo ……. ¿QUEEEE?  Y conforme avanzaba la conversación me di cuenta que no era un retiro como tal, si no, que solo era estadía, clase de yoga diaria, comidas y ya, ¡listo!, solo con un libro y mi celular, y me di cuenta que el tiempo se me iba a pasar muy lento.

 

Había piscina y bicicletas a mi alcance, yo no soy tan amiga de la piscina y las bicicletas y yo tenemos una historia (que luego se las cuento). Así que sola con mi mente y corazón más el libro, me dije a mi misma: “ahí vemos a ver que hacemos, de que la pasamos bien la pasamos bien!”.

 

Estando en la piscina leyendo, llegaron a saludarme dos chicas (las voluntarias) las dos se llaman Kate, que venían desde Florida, y luego conocí a Mike que es un canadiense que venía de renunciar a su trabajo y que pronto empezaba el otro (igual que yo), empezamos a volar pico como dicen, y desde ese momento fuimos el grupito del Retiro jeje.

 

Nos fuimos por un conctelito a la playa, al otro día nos llevaron a una caminata para ver un mirador, hicimos yoga, desayunamos, almorzamos y cenamos juntos, y debo decir que, aunque me terminé el libro en 24 horas jeje, el tener la compañía de ellos me hizo ver muchas cosas que había dejado de lado.

 

Primero: Que tenemos un País demasiado bello y que casi no salgo a conocer, ellos hablaban de lugares que habían ido o que querían visitar y yo NI IDEA de lo que hablaban, recordé que me pasan MESES DE MESES sin ir a la playa o a la montaña, que vivo en un País en donde el color verde resalta y que nunca me doy el chance de ir a explorar, en resumen: tengo riqueza frente a mis ojos que no aprovecho lo suficiente.

 

Segundo: ¡que chiva que es conocer gente nueva! ¡Ósea hablamos de todo! En un fin de semana conocimos muchas cosas de cada uno, sin tapujos, sin miedos, sin prejuicios, sin juzgar, fue súper transparente e innovador.

 

Tercero: ¡Que lo no planeado aveces sale mejor! Jeje, me desconecté, descansé, leí, conocí gente nueva, comí demasiado rico y saludable, tuve mis momentos a sola, estuve en contacto con la naturaleza, ¡la pase super bien!

 

¿De cuántas cosas nos estamos perdiendo por tener las expectativas muy altas? ¿Cuándo fue la última vez que te olvidaste del control y dejaste que las cosas fluyeran?  ¿Cuántas veces le diste la oportunidad a lo desconocido?

 

Estoy muy agradecida con ese fin de semana, por que sucedió lo que tenía que suceder, dejé que todo siguiera su curso y gané 3 nuevos amigos más mucho descanso y relajación.

 

¡Definitivamente los mejores regalos son las experiencias y las personas que dejan buenos recuerdos en nuestra vida!

Sharon Chinchilla

Sharon Chinchilla es una Health Coach basada en Costa Rica. Sharon es graduada de una de las más prestigiosas academias de health coaching del mundo.